VENERABLE COFRADÍA DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO DE LA 
 
VILLA DE LA OROTAVA

 

        La primitiva Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno con sede canónica en la Parroquia de Santo Domingo de La Villa de la Orotava; fue establecida por los Padres Dominicos en 1687 época en la que fue construida su capilla en el templo conventual.

Durante esta época la cofradía vive intensamente la devoción a Nuestro Padre Jesús Nazareno, uniéndose a ello el apogeo nobiliario y la tolerancia de las expresiones populares que caracterizaron a la Contrarreforma, gozando para ello de las indulgencias concedidas por el Papa Clemente XIII.

La Desamortización de los bienes de la Iglesia del año 1821, supone un momento difícil en la vida del Convento Dominico Orotavense, llegando con ella a su disolución; la Cofradía se extingue pero no sus cultos que se siguen celebrando en la Semana Santa Villera por patrocinio particular. Un fiel ejemplo de estos cultos lo tenemos en la función que se le realizaba a la Virgen de los Dolores, el Viernes anterior a la Semana Santa, siendo costeada por Mateo Gutiérrez Padrón, vecino de la ciudad de la Habana (Cuba).

La actual Cofradía fue refundada un 20 de Abril del año 1871 y erigida canónicamente en la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria el 14 de Marzo del año siguiente por el lltmo. Sr. Don José María de Urquionaona y Vidot, Obispo de Canarias y Administrador Apostólico de Tenerife.

Desde esta fecha hasta la actualidad la Cofradía ha desempeñado una notable labor apostólica cimentada en el culto y la espiritualidad, la formación de sus miembros y la caridad como premisas fundamentales adquiriendo a través de los años gracias al esfuerzo de sus cofrades un notable e interesante patrimonio.